Prosegur Research, el Insight&Trends de Prosegur, presentó su último informe, titulado “El Mundo en 2024”. Este estudio profundiza en las tendencias globales y los desafíos emergentes que modelarán el ámbito de la seguridad en nuestra sociedad. Aplicando un modelo consolidado durante tres años, la compañía ha desglosado cinco claves de futuro que interconectan esferas geopolíticas, económicas, sociales, tecnológicas y ambientales. Este enfoque ha permitido monitorizar y discernir los riesgos predominantes para este año.

1.Crimen organizado en ascenso. Continua la tendencia de ascenso de los últimos años. Este hecho alimenta el ecosistema de criminalidad convencional que, a través de diferentes tipologías como el fraude interno, la pérdida desconocida o el aumento de las estafas, afectan especialmente a las empresas.

2. Incertidumbre geopolítica. Factores como la desinformación, los conflictos armados (con una de cada seis personas afectadas globalmente en 2023; con Ucrania y Gaza, como conflictos más cruentos), el cambio de roles en actores estratégicos globales (norte-sur) y las elecciones en más de 70 países con más de 4.000 millones de personas llamadas a las urnas en 2024, y las más de 2,4 millones de personas refugiadas que necesitarán ser reasentadas (un 20% más que en 2023), configuran un mundo en máximos niveles de incertidumbre y desorden, que consolida la vuelta de la geopolítica a los consejos de administración de las empresas.

3.Sorpresas estratégicas. El desarrollo tecnológico conlleva incontables oportunidades empresariales y se considera una importante palanca de cambio social. Pero, en paralelo, en el contexto actual todo es susceptible de ser utilizado como arma (everything-as-a-weapon): información, datos personales, energía, chips, inversiones, gestión de flujos migratorios, etc. El uso malicioso de la IA, en lo que se conoce wIAponization, se erige como una de las mayores amenazas durante los próximos años.

SECTORES EMPRESARIALES

Este año, el informe pone un énfasis particular en el mundo empresarial. Además de recoger las inquietudes de CEOs de diversas compañías, se ofrece un análisis minucioso de la seguridad en distintos sectores, destacando los retos y oportunidades específicos de cada uno. Desde el sector del retail, pasando por la logística, el inmobiliario, el financiero, hasta la industria y el energético, el estudio proporciona una panorámica integral de los desafíos a los que se enfrentan estas áreas en un contexto global de constante evolución.

En detalle, el informe destaca en el sector retail los desafíos vinculados con la delincuencia contra empresas y la adaptación a un mercado digital en constante cambio. La logística se centra en la gestión eficiente de la cadena de suministros ante incertidumbres geopolíticas y fenómenos climáticos. Por su parte, el sector inmobiliario subraya la importancia de la seguridad jurídica y la gestión de riesgos en un entorno de urbanización creciente, mientras que el financiero y el energético se ven, especialmente, afectados por la volatilidad económica, la necesidad de adaptación tecnológica y la gestión de riesgos asociados a eventos climáticos extremos. La industria, en su conjunto, enfrenta el desafío de integrar avances tecnológicos manteniendo la seguridad en sus procesos.

Top of Form

José María Blanco, director de Prosegur Research, comentó: “Nuestro propósito no es predecir el futuro, sino contribuir a forjar un mundo más seguro a través de un análisis meticuloso y una reflexión ponderada. Adoptando una perspectiva multidimensional, nuestro objetivo es dotar a empresas y líderes de las herramientas analíticas y conceptuales necesarias para maniobrar en un entorno global tan cambiante como impredecible”.

El informe concluye enfatizando que este análisis representa solo una faceta de las múltiples variables, tendencias y actores que pueden configurar un abanico infinito de escenarios en el mundo actual. En este contexto, prepararse para 2024 implica encontrar un equilibrio entre rigor y agilidad, promoviendo un flujo libre de ideas entre personas, que son, en definitiva, el recurso más valioso de cualquier organización. Es a través del talento y la innovación que es posible dominar la tecnología y contribuir a crear un mundo más seguro y próspero.

Se puede consultar desde aquí el informe completo.